La transformación de las ciudades apenas comienza

El confinamiento provocado por Covid-19 cambiará la manera de planear y habitar las grandes urbes.

Ante esta emergencia sanitaria, calles, lugares públicos y negocios lucen cada vez más vacíos, casi como maquetas. En el centro histórico de la Ciudad de México, la calle Madero permanece cercada y vigilada para evitar el flujo peatonal. Sitios como La Basílica por primera vez cierra sus puertas a visitantes.

Tanto para peatones como vehículos, la movilidad se está transformado. Al interior de los inmuebles también hay una nueva realidad.

“Una ciudad vacía nos recuerda que los actores primordiales son los habitantes, ya que sin ellos no hay polis”, argumenta Cinthia Xochicale, socia fundadora del despacho Fundamental.

Este momento nos llevará a cuestionar la forma en que debe reconstruirse el hábitat, opina la arquitecta, quien ha trabajado en temas relacionados con el riesgo, la vulnerabilidad y la resiliencia en la Ciudad de México. “Se acelerarán los procesos de aprendizaje en cuanto al uso de la tecnología, se volverá a remarcar la brecha asimétrica de la conformación social de las ciudades.”

Esto podría significar para los arquitectos pensar en diseñar edificios con una capacidad rápida de cambiar a un uso diferente en el caso de una epidemia u otro tipo de desastre.

Asimismo, hay que repensar la vivienda, es decir, si realmente cumple con las condiciones de habitabilidad y de refugio ante las futuras amenazas.

En el ámbito urbano, generar la posibilidad de recuperación y valorización de los espacios públicos para que también puedan funcionar como áreas de logística y tratamiento en las ciudades para epidemias (como el hospital inflable instalado en el estado de Hidalgo) u otro desastre.

La transformación de la ciudad de México

Check up

En opinión de Adriana Rojas, vicepresidenta del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Urbanista, es “una gran oportunidad para evaluar el impacto que tienen las ciudades en distintas esferas de la vida cotidiana: áreas verdes (como esparcimiento y medida de mitigación y restaurativa, en el diseño o falta de las mismas y sus efectos en la salud pública), movilidad (personas y servicios de emergencia), accesibilidad a servicios (equipamiento social, natural, infraestructura urbana básica, entre otros), condiciones de habitabilidad dentro y fuera del hogar, eficiencias y economías a escala, así como de financiamiento público y privado”.

La crisis actual revela la fragilidad de diversos sistemas y hacia dónde hay que enfocar los futuros esfuerzos para fortalecerlos: sistemas de atención a la salud, agua potable, movilidad masiva, atención a otras emergencias, apoyo a grupos vulnerables, educación a distancia, distribución de bienes y servicios básicos, seguridad pública, entre muchos otros, analiza la especialista.

Este conjunto de sistemas, acota, da forma a las ciudades y se complementan. Cada sistema depende de otro más. La ciudad depende de los ciudadanos. Y los ciudadanos dependemos de la ciudad.

Cambio de paradigma

A partir de este momento “será necesario considerar un cambio de paradigma en la planeación urbana y en el desarrollo de las regiones y de las metrópolis”, considera Carlos Corral Serrano, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Urbanistas. Cada país, cada región, inclusive cada población o municipio tiene diferentes tipos de respuesta, de acuerdo con su nivel de infraestructura y de equipamiento.

“Desde luego que todos los sectores están sufriendo afectaciones, unos más que otros, pero los gobiernos, especialmente el de nuestro país, deberán definir qué sectores económicos apoyar para lograr una recuperación de la economía en el corto y mediano plazos; en nuestro caso, definitivamente el sector de la construcción y desarrollo urbano, es el que podrá resarcir de alguna forma el descalabro económico que nuestra sociedad ha sufrido, es este sector el que podrá ayudar a subir la curva de desarrollo económico y que podrá ayudar a otros a recuperarse”, concluye Corral Serrano.

Mientras que en Europa 53% es territorio urbano, en América Latina se concentra 83% de zonas urbanas y se estima que habrá 70% de territorio globalmente urbano, originando con ello la intensificación de los impactos ante los desastres asociados a diversas naturalezas.

Georgina Baltazar

obras.expansion.mx/infraestructura/2020/04/23/la-resiliencia-urbana-cobrara-mayor-relevancia-tras-la-pandemia

Fotografía: ALFREDO ESTRELLA/AFP

Mayo 2020

ENTRADAS RECIENTES

Aprovecha la longitud! Tubo PAD Liso Conduit

Aprovecha la longitud! Tubo PAD Liso Conduit

Aprovecha la longitud! Tubo PAD Liso Conduit ANATOMÍA La tubería de Polietileno de Alta Densidad Lisa Conduit color naranja que ofrecemos en DH HIDRAULICA de pared lisa es muy flexible y puede ser instalada fácilmente en áreas de dimensiones restringidas de...

read more